Aragon

Escrito por Ansdo345 20-01-2018 en viajes. Comentarios (0)

Aragón, Aragón español, comunidad autónoma y región histórica del noreste de España. Abarca las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel. Aragón limita al norte con Francia y al este con las comunidades autónomas de Cataluña, al sureste con Valencia, al suroeste con Castilla-La Mancha y al oeste con Castilla-León, La Rioja y Navarra. Aragón se constituyó como comunidad autónoma mediante el estatuto de autonomía del 10 de agosto de 1982. La capital es Zaragoza. Área 18.411 millas cuadradas (47.697 kilómetros cuadrados). Pop. (2007 est.) 1.296.655.

Geografía

Las montañas dominan el relieve al norte y al sur de la cuenca oriental-oeste del río Ebro, que divide a Aragón en partes septentrional y meridional. Administrativamente, la provincia de Zaragoza ocupa la cuenca del Ebro y está flanqueada al norte por la provincia de Huesca, y al sur por la provincia de Teruel. Los Pirineos se elevan a más de 3.000 metros y se extienden hacia el sur desde Francia hasta Huesca. Sus estribaciones, los pre-pirineos, declinan en altitud hacia el sur hasta la cuenca del Ebro. El río Ebro drena la mayor parte del territorio aragonés, con la excepción de su parte más meridional, que está ligada a la cuenca del río Tajo y al mar Mediterráneo. 

La precipitación anual es baja en la mayor parte del territorio aragonés, con un promedio de 350 mm (14 pulgadas). La mayor parte de las precipitaciones se producen en otoño y primavera. Prevalece un clima mediterráneo excepto en los Pirineos.

La población tiende a concentrarse en las zonas de regadío de la cuenca del Ebro y es mucho más escasa en las montañas colindantes. En Huesca y Teruel la población ha disminuido desde principios del siglo XX, cuando la filoxera de la uva destruyó numerosos viñedos. Mientras tanto, la población de la provincia y ciudad de Zaragoza ha crecido a expensas de Huesca y Teruel. La mitad de la población aragonesa vive en la ciudad de Zaragoza.

La mayor parte de la tierra se cultiva mediante la agricultura en secano, produciendo cultivos de trigo, cebada, aceitunas y uvas. Sin embargo, el regadío es mucho más productivo y representa la mayor parte de la producción agrícola aragonesa. Los principales cultivos de las zonas irrigadas son maíz (maíz), forraje y frutas.

El gobierno patrocinó diversos proyectos para ampliar las tierras de regadío, comenzando por el Canal Imperial junto al río Ebro, que finalizó en 1783. En 1904, el Canal de Aragón y Cataluña habían puesto en riego amplias extensiones de tierra en la provincia de Huesca, y el Plan Bardenas y el Plan Monegros, ambos iniciados después de 1945, trajeron muchas hectáreas adicionales de regadío. El Canal de las Bardenas encauza los ríos Arba y Aragón y se centra en torno a la localidad de Ejea de los Caballeros, mientras que el Canal de los Monegros atraviesa los ríos situados al sur de la localidad de Huesca. La ganadería, especialmente porcina y ovina, es importante en Huesca.

El sector manufacturero aragonés está fuertemente concentrado en la mayor parte de Zaragoza. La introducción de la remolacha azucarera a finales del siglo XIX aceleró la industrialización de la ciudad, donde se establecieron siete refinerías de azúcar entre 1900 y 1905. Sin embargo, la metalurgia es hoy en día la primera industria de Zaragoza. Electrodomésticos, maquinaria, equipos ferroviarios y automóviles son los principales fabricantes. También se producen textiles, calzado y prendas de vestir.

La principal fuente de energía de Aragón es la hidroelectricidad, generada por la presa del río Ebro y sus afluentes del norte en Huesca. Históricamente, la provincia de Teruel fue una región minera de lignito y mineral de hierro; hoy su actividad económica dominante es la producción de energía termoeléctrica. Un ferrocarril llegó a Zaragoza en 1864, y las carreteras ahora conectan esa ciudad con los principales centros industriales de España.

Historia

La moderna comunidad autónoma aragonesa coexiste, a grandes rasgos, con el reino histórico de Aragón. Este principado tuvo sus orígenes en 1035, cuando Sancho III (el Grande) de Navarra dejó a su tercer hijo, Ramiro I, el pequeño condado aragonés de los Pirineos y lo estableció como un reino independiente. A este dominio montañoso, Ramiro añadió al este las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza. Hacia 1104 los reyes aragoneses habían duplicado su tamaño por conquistas hacia el sur hacia el río Ebro. Zaragoza, gran ciudad controlada por los almorávides, cayó en manos de Alfonso I de Aragón (1104-34) en 1118, y pronto se convirtió en la capital del reino de Aragón. La reconquista del actual Aragón de los musulmanes se había completado a finales del siglo XII. En 1179 Aragón llegó a un acuerdo con el vecino reino cristiano de Castilla en virtud del cual aquellas partes de España que permanecían en manos musulmanas se dividieron en dos zonas -una para cada reino a reconquistar.

En 1137 el gobernante de Cataluña, Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, se casó con la heredera del reino de Aragón. La unión de Aragón y Cataluña benefició principalmente a los catalanes, que dominaron el estado hasta 1412. La unión permitió a los catalanes dedicarse al comercio y a la expansión marítima, sabiendo que la responsabilidad financiera y militar de defenderlos de Castilla recaería en gran medida sobre los habitantes del interior aragonés.

Mientras tanto, los reyes aragoneses continuaron expandiendo sus dominios, reconquistando el rico reino de Valencia de los musulmanes en 1238. Habiendo completado así la ocupación de los territorios musulmanes que le había sido asignada por el tratado de 1179, Aragón comenzó a expandirse en la zona mediterránea, hecho posible gracias a la potencia marinera de los catalanes. En 1282, después del incidente de las Vísperas sicilianas, Pedro III de Aragón (1276-85) fue recibido por los sicilianos como su rey, y desde entonces Sicilia fue gobernada directamente por los reyes de Aragón o por sus familiares. Cerdeña se incorporó al imperio aragonés en 1320, y en 1442 Alfonso V de Aragón (1416-58) concluyó con éxito su larga lucha para conquistar el Reino de Nápoles. Navarra, que había estado gobernada por Aragón desde 1076 hasta 1134, volvió a estarlo en 1425.

En el siglo XV los nobles de Aragón propiamente dichos habían llegado a favorecer la unión con Castilla para contrarrestar el poderío de los catalanes mercantiles. Su oportunidad llegó en 1412 cuando, tras la extinción de la casa de Barcelona en 1410, consiguieron la elección de un príncipe castellano, Fernando de Antequera, al vacante trono aragonés sobre una fuerte oposición catalana. Uno de los sucesores de Fernando, Juan II de Aragón (1458-79), contrarrestó la resistencia catalana residual disponiendo que su heredero, Fernando, se casara con Isabel, la heredera de Enrique IV de Castilla. En 1479, tras la muerte de Juan II, los reinos de Aragón y Castilla se unieron para formar el núcleo de la España moderna. Las tierras aragonesas, sin embargo, conservaron las instituciones parlamentarias y administrativas autonómicas hasta principios del siglo XVIII, cuando sus privilegios constitucionales fueron derogados por Felipe V. El antiguo reino de Aragón sobrevivió como unidad administrativa hasta 1833, cuando se dividió en las tres provincias existentes.Si te interesa conocer los lugares que tiene este bello sitio turístico te recomiendo que visites la web https://magicospirineos.com/anso.